UNA ‘APP’ CONVIERTE EL JARDÍN BOTÁNICO EN UN ‘MUSEO VIVO’

Tecnología / UNA ‘APP’ CONVIERTE EL JARDÍN BOTÁNICO EN UN ‘MUSEO VIVO’


AUTOR. Redacción


La aplicación ofrece trayectos personalizados e información en texto, foto y audio sobre las más de 5.000 especies del local

En un rincón del Real Jardín Botánico de Madrid se eleva, con porte majestuoso, un olmo del Cáucaso, un árbol de 34 metros y casi 150 años. Se trata de una de las reliquias del jardín urbano, pero, en una zona de ocho hectáreas en la que se encuentran más de 5.000 especies de plantas de todo el mundo, no todos que pasean por allí se fijan en el gigante. Para que los visitantes puedan tener el máximo de información posible sobre el local y sus bellezas, la institución ha creado la app RJB Museo Vivo, que ofrece diferentes opciones de recorrido de manera interactiva y adaptadas al perfil del usuario, incluidos trayectos para personas con movilidad reducida.

La aplicación móvil, resultado de una colaboración con dos empresas de tecnología, Aruba y Mobile 72, está disponible gratuitamente para iOS y Android en español, inglés o alemán a partir de este miércoles. El sistema ofrece un plano del jardín —que funciona como un GPS para guiar al usuario—, con informaciones en texto, foto y audio de cada especie que aparece a lo largo del trayecto, además de información práctica sobre la localización de los aseos, salidas, fuentes o máquinas expendedoras. El usuario también encuentra una selección de zonas de interés —como las cuatro terrazas del jardín, el invernadero o el rincón de plantas tropicales—, e informaciones sobre las obras arquitectónicas del local, como la Puerta de Murillo, y las exposiciones de arte que se realizan en el Pabellón Villanueva.

Otro apartado de la app propone cinco recorridos diferentes por el jardín, de duración entre 30 minutos y una hora y media, que incluyen desde un viaje alrededor del mundo en 80 plantas hasta una ruta para conocer las especies vegetales descritas en el Quijote. También hay un plan de 40 minutos de duración para niños, con información adaptada a un lenguaje más sencillo. Quien prefiera diseñar su propio trayecto lo puede hacer: en Mis visitas, el usuario puede seleccionar que tipo de plantas le interesan y la app elabora la ruta y calcula el tiempo necesario para hacerla.

Toda la información se presenta en una interfaz sencilla, similar a la de aplicaciones como Google Maps. “Queremos que la gente tenga la visita algo con el que estamos acostumbrados”, comenta Jesús Muñoz, director del Real Jardín Botánico. Los visitantes también pueden compartir los datos de su recorrido en redes sociales directamente a través de la app.

El despliegue tecnológico para esa iniciativa incluye la Meridian, una plataforma de datos de la empresa española Mobile 72, y 250 sensores de Aruba —llamados beacons— repartidos por el jardín. “Se trata de pequeños transmisores que emiten señales de radio de gran alcance a intervalos regulares a través de Bluetooth”, explica José Tormo, director general de Aruba en España y Portugal. Esos dispositivos son los responsables por localizar al visitante y dirigirle al lugar que desee. Asociada a la plataforma de datos, esa tecnología permite elaborar informes con los datos más relevantes para actualizar la app según circunstancias como las estaciones del año. Un visitante que vaya al Jardín en julio encontrará puntos de interés y opciones de recorrido diferentes de los trayectos realizados en diciembre, por ejemplo. Lo mismo vale para días con más o menos sol.

La app fue desarrollada en poco más de un mes, y los responsables afirman que tienen en mente una lista de funcionalidades más interactivas para agregar al sistema. “En el futuro nos gustaría dar al usuario la opción de compartir su trayecto personalizado con los demás y añadir realidad aumentada, para que el visitante pueda ver como sería el entorno del hábitat natural de determinado árbol, por ejemplo”, dice Álvaro García-Hoz, responsable de Mobile 72.

abc.noticias@yahoo.com.mx
f/
t/ @