Con caravana entregan cuerpo de chofer asesinado a su familia

Municipios / Con caravana entregan cuerpo de chofer asesinado a su familia


AUTOR. Miguel Ángel Lara


Decenas de conductores de Atah, familiares y amigos recorrieron varios municipios para llevarlo hasta donde realizarán los actos funerales

Con una caravana de automovilistas que recorrió varios municipios del Estado de Tlaxcala, cercanos a la capital, fue como entregaron a su familia el cuerpo de Ignacio, conductor de la empresa de Autotransportes Tlaxcala Apizaco Huamantla (Atah), que fue asesinado la tarde del martes.
Decenas de conductores de esa empresa, familiares y amigos, recorrieron desde la comunidad de La Candelaria Teotlalpan, en el municipio de Totolac, y de donde el hombre era originario, hasta la comunidad de San Pedro Muñoztla, en el municipio de Chiautempan, donde vivía con su familia y se realizará el funeral.
La caravana con al menos 60 vehículos pasó aproximadamente a las 15:00 horas por la autopista Tlaxcala-Apizaco, para tomar el entronque a la ciudad de Chiautempan en la zona conocida como “El Molinito”, siguiendo por la Vía Corta hasta que se desviaron hacia la comunidad de Muñoztla.
A su paso por las calles, las personas del pueblo salían de sus casas para despedir al joven, que según se dijo, dejó a dos hijas huérfanas y una mujer embarazada, a pocos días de dar a luz.
Los habitantes del pueblo y sus compañeros de trabajo lo recuerdan como “el Vaca”, quien era, según mencionaron, un buen amigo, optimista y que siempre se dedicó a trabajar, por lo que no se explican cómo repentinamente, al ser presuntamente asaltado, perdió la vida.
Al llegar a su casa, su esposa y sus hijas lo estaban esperando, entre llanto y desconsuelo se acercaron a él y abrazaron el féretro que fue transportado en una carroza blanca, le decían que porqué tan pronto las había dejado.
Sus compañeros depositaron el ataúd sobre una base, dentro de un cuarto donde ya había ramos y coronas de flores; esperando su llegada estaban sus familiares y amigos más cercanos, todos pidiendo justicia a las instancias competentes.
Su esposa, embarazada calmaba a su hija, que lloraba por su padre, mientras una mano abrazaba a la menor, la otra iba hacia su vientre, y las mujeres cercanas decían que esto le haría mal a la niña, posiblemente la que espera.
Hoy será el sepelio, y se espera que nuevamente sus compañeros de ruta lo acompañen, hasta donde será su última morada, mientras la impotencia y el deseo de que el crimen se aclare esté en sus mentes.
La mañana de ayer, en señal de solidaridad, los transportistas bloquearon algunos tramos carreteros, las entradas y salidas de la cuidad capital principalmente, hasta que cerca de las 13:00 horas, decidieron dejar de interrumpir la circulación y trasladarse hacia donde iniciaría la caravana.
Más de la mitad de los choferes de la ruta a la que “el Vaca” pertenecía dejaron de laborar; luego, tras un diálogo con las autoridades de la secretaría de gobernación y la secretaría de comunicaciones y transportes del Estado, lograron que las carreteras fueran liberadas.
El procurador de justicia, Tito Cervantes Zepeda, también mostró solidaridad y disposición para hacer todo lo posible para que los hechos sean esclarecidos y haya responsables que se castiguen, sin embargo, la petición de los transportistas va más allá.
Ellos quieren que todo esto acabe, la violencia en las carreteras la violencia en las calles, los asaltos al transporte, la inseguridad en general debe parar, dijeron desde el marte por la tarde, y aunque el objetivo es solicitar la renuncia del secretario de seguridad pública en Tlaxcala, saben que eso no será suficiente.
“Porque esta vez no se perdió una marimba ni una camioneta, esta vez fue una vida, esto debe parar, esto ya debe acabar”, señaló un conductor desde que vio a su amigo fallecido.

miguelangel.lara74@gmail.com
f/ Miguel Angel Lara
t/ @Miguel Angel Lara