🎥 Los títeres un escaparate para chicos y grandes

Destacada,En Portada,Recomendadas,Video / 🎥 Los títeres un escaparate para chicos y grandes


AUTOR. Yaneth Ortega Jimenez



32 festivales se han realizado en Tlaxcala


Dos mil 500 piezas son resguardas por el Museo Nacional del Títere en Huamantla, el más visitado de Tlaxcala.

Primera llamada, primera, segunda llamada, segunda, tercera llamada, tercera, iniciamos el espectáculo en el que se divertirán chicos y grandes, los títeres llegan a este escenario para hacerte reír e imaginar.

Con ustedes Vale Coyote, Don Agustín Lara, María Victoria nuestras princesas y villanas de cuentos Clásicos Maléfica, Cenicienta, Blanca Nieves y los siete enanos, San Simón Patrón de los titiriteros y nuestros personajes ilustres de esta ciudad mueganera, prepárense que hoy te harán vivir un momento de emoción y diversión.

No te levantes de tu lugar, ya que los títeres se preparan para remontarte a los tiempos prehispánicos, hasta nuestra época, a este escenario de Huamantla, arribaran títeres de todos los países del mundo, quienes vienen para mostrarte las más espectaculares obras que te harán imaginar.

Basta con llegar al Museo Nacional del Títere en Huamantla para recordar, aquellos tiempos, donde marionetas te hacían imaginar, cuentos y anécdotas sorprendentes, aventuras que solo ellos saben contar, movidos por hilos y manos buscaban expresar sus maravillosas historias con las que no parabas de carcajear.

-Nacimiento del museo Nacional del títere.

En compañía de Jaime Flores Flores, encargado del Museo Nacional del Títere que apertura sus puertas el 9 de agosto de 1991, conocimos las 18 salas que albergan más de dos mil 500 piezas de todos tamaños y formas, a los largo del recorrido nos acompañaban estos hermosos pequeños, que parecían esperar para contarte sus cuentos.

Al arribar a la primera y segunda sala, la cual está dedicada a la compañía Piccolini de origen Mexicano, la cual tuvo influencia de una compañía italiana, fueron de las últimas carpas que trabajaron en la época de oro en México.

En la segunda sala, estos títeres que crearon vida en aquella época, de acuerdo a la explicación de Don Jaime, se observa el extraordinario trabajo que impregnaban en sus marionetas y el detalle se reflejaba en sus pequeñas caras, los Piccolini se diferenciaban no por solo por buscar un muñeco para representar al personaje, ellos buscaron el parecido al personaje que recreaban, el material de elaboración que utilizaron es cedro y papel.

Sin duda el número especial de los Piccolini, era la tradicional corrida de toros, la cual también manejaron los Rosete Aranda, ya que era de las obras más demandadas por los pequeños espectadores; sin embargo también recrearon obras europeas, sin dejar de lado la música rumbera que era la moda de los 40 y 50.

A lo largo del museo, los títeres son un escaparate para aquellos que buscan vivir un momento de alegría, niños, jóvenes y adultos mayores no dejan de imaginar las asombrosas historias que ellos vienen a contar.

-Tercera sala

 Una sala que alberga a extraordinarios personajes que son manejados con las manos y así llegan al escenario Frida Kahlo y Diego Rivera, no sin dejar de lado al Hechicero, proveniente de la República Checa y que fue de los primero títeres en formar parte de la colección que resguarda este museo.

Artistas de gran nivel que estuvieron presenten en la televisión, como Mariquita Ferruco, quien formará parte de campaña de educación y de salud, es lo que podemos observar

-Fundación Carmen Toscano

 En esta sala, encontraremos personajes ilustres e importantes de la música, que a pesar de no tener el parecido, contaban estos titiriteros en sus manos con la perfección, que era impregnada en sus piezas que parecen cobrar vida propia.

Sin embargo, dentro de la misma, más que encontrar títeres, se tiene una colección de esta fundación que a lo largo de sus viajes fue recopilando y que tiene un valor importante, hoy dichas piezas pueden ser admiradas por el turismo nacional y extranjero.

-Festival del Títere

 En 32 ocasiones se ha presentado este festival y son testigos fieles aquellos programas que tienen un espacio especial dentro de este museo, el segundo programa fue realizado por el muralista Desiderio Hernández Xochitiotzin en el año de 1984, en aquellos tiempos estos eran realizados a mano.

El museo tiene 26 años de existencia, es decir menor tiempo que las presentaciones, dicho especio señaló Don Jaime, nace a raíz de una inquietud de los huamantlecos como un homenaje a los Hermanos Rosete Aranda, quienes tuvieran una importante fama en el año de 1835.

Dijo que en cada festival que se realiza, se ha buscado brindar variedad, por ello se han presentado grupos de todo el mundo, quienes generan un arte sin igual en los 60 municipios del Estado en el mes de octubre.

-Época prehispánica

 De acuerdo a lo relatado por nuestro guía, se dice que desde la época prehispánica ya se manejaban títeres, tan es así que pudimos observar que en barro recreaban el parto de la mujer y existe un códice oaxaqueño donde marcan el manejo de un títere.

-El Guiñol

 En la invasión francesa, llego un soldado Frances de apellido Guiñol, quien trajo consigo los títeres manipulados con las manos, actividad que se puso de moda en México, de igual forma títeres manejados con varillas los cuales obtuvieron un importante auge.

Al pasar al siguiente espacio, títeres de sombra cobran vida al compas del reflector, pero sin dejar de lado que a esta sala llegan títeres encargados de convencer a la población de aquellos tiempos para suministrarse las vacunas y atenderse con el doctor.

Gracias a los titiriteros, algunas caricaturas han creado fama y pueden ser visitados en este espacio, donde la imaginación puede volar.

No podemos dejar de lado, que desde Cuba, Oriente, España, Portugal, Francia, entre otros vienen para mostrar su cultura, arte y gracia al actuar.

-Historia de la Familia Rosete Aranda

 Esta familia la integraban Julio, Hermenegildo, Ventura y María de la Luz, esta última contrajo matrimonio con Antonio Rosete, comerciante poblano, al unirse entre familias nació la compañía Rosete Aranda, el que trabajó la misma fue Leandro, originario de Huamantla personaje que logró hacer de este festival una actividad internacional.

A pesar de ser ellos los que iniciaron esta actividad y que el museo fue realizado en su memoria, la mayoría de sus títeres se reguardan en Bellas Artes y en el Estado de Puebla, son pocos los que el Museo Nacional de Títere tiene.

Pero dentro de este lugar podemos encontrar sus materiales y herramientas con los laboraban los hermanos, además de guiones y hasta la contabilidad que ese momento llevaban, en aquellos tiempos, el costo del boleto iba desde los 20 pesos hasta los 20 centavos.

-La sinfónica

 Cada títere bien detallado, al igual que sus instrumentos, vestidos de traje de gala, aguardan para tocar las maravillosas notas, desde que llegas al pasillo, logras escuchas la Vikina, pareciera que estos títeres la tocaran para el visitante que llega a admirarlos, esta obra de arte fue donada por la Maestra María Luisa Sámano.

Cabe hacer mención, que esta sinfónica se presento en el Teatro Xicohténcatl, desde entonces fue guardada por el Museo.

-Afluencia turística

 Asegura Don Jaime Flores, que no se tiene un número específico, pero es el museo más visitado de Tlaxcala, rebasando al Museo de Arte de la entidad que tiene las Fridas, esto es un orgullo para Huamantla.

A pesar de que todo el año se tiene una importante afluencia, el número incrementa durante la temporada de luciérnagas en Nanacamilpa, ya que los visitantes que llegan al santuario acuden al museo Nacional del Títere.

No dejo de lado, que en el mes de agosto debido a la Feria Nacional de Huamantla la funciones de títeres se efectúan de manera diaria, mientras que el resto del año sábados y domingos se hacen tres presentaciones con compañías de Huamantla y Tlaxcala.

-La nueva sala  

 Para mayor conocimiento de los turistas, se implemento un espacio en el cual se expone la pieza del mes, por lo que un grupo titiritero de Tlaxcala o Huamantla, tendrán la oportunidad de exponer su títere.

El inicio de esta arrancó con la exposición del Patrono de los Titiriteros San Simeón, que de acuerdo a los que laboran en este arte lo veneran.

El recorrido los concluimos con la exposición de los personajes que han figurado en series o comerciales televisivos y que aun aguardan para robar la sonrisa de sus visitantes.

En sentido Don Jaime nos explica que algunos turistas que llegan de otros estados, al observar los muñecos les hacen recordar su infancia, por lo que sonríen o lloran con solo mirar aquellos personajes que parecieran descansar, después de un largo día de trabajo, pero con una sonrisa en sus caras.

Este espacio puede ser visitado de martes a domingos de 10 a 5 de la tarde, es así como una vez más se cierra el telón y concluye esta obra del Museo Nacional del Títere de Huamantla.

 

 

 

 

 

 

 

Yanetitaeli@gmail.com
f/
t/ @