AUTOR.

Jaime Xochitototl Cote


OPINIÓN | Carrera electoral

Ágora,Destacada,Opinión / OPINIÓN | Carrera electoral

La carrera político electoral de cara a las elecciones del año 2018 inició oficialmente y en Tlaxcala empezó la formación del primer frente partidista de ideologías opuestas.

Inducidos por sus dirigencias nacionales, después de año y medio y con un fracaso en la suma de fuerzas en aquella elección local de 2016, parece que el PAN y PRD ahora parecen entenderse para ir juntos en las próximas elecciones.

Bloque político que tiene al PRI como principal rival a vencer, en busca de derrotarlo en las urnas de las votaciones presidenciales y estatales del primer domingo del mes de julio siguiente.

Hasta ahora y respaldados por algunas corrientes de sus propios partidos, los presidentes estatales de Acción Nacional, Carlos Carreón Mejía y del de la Revolución Democrática, Juan Manuel Cambrón Soria, dicen respaldar y estar dispuestos a seguir con las acciones necesarias para “cuajar” el frente partidista en contra del tricolor.

Sin embargo, tienen el riesgo de ruptura política y fuga de militantes quedando en puro membrete.

Al PRD, que en los últimos años ha padecido de fuga masiva y constante de militantes y simpatizantes hacia Morena, le conviene sumarse a un partido político que le garantice permanecer en la escena político electoral y que le ayude a frenar su caída y pérdida de fuerza nacional y estatal.

Mientras que Acción Nacional, pretender acaparar la mayor cantidad de institutos políticos antagónicos al tricolor para evitar la división del voto, cerrando la posibilidad a una elección de tercios y en la cual no es favorable para el blanquiazul.

Así parece ser la jugada y el origen del frente partidista, orquestado por partidos de ideologías distintas pero que juntos buscan acceder al poder federal en las votaciones presidenciales de 2018, además de buscar espacios políticos en la entidad.

En el mapa político local, ¿qué le puede ofrecer el PRD al PAN, siendo un partido con una estructura altamente desgastada y sin militantes y simpatizantes izquierdistas en la entidad?

La carencia de fuerza perredista en municipios y comunidades de Tlaxcala no es una falsa ilusión, sino que quedó comprobada en las votaciones locales de 2016, donde la falta de estructura del Sol Azteca propició que su entonces candidata a la gubernatura, no pudieran acceder al 100 por ciento de las actas de cómputo de esa elección.

Por otra parte, los panistas lograrán sobrellevar a un Sol Azteca carente de estructura partidista, pero con un alto nivel de “canibalismo” al que suelen recurrir en el PRD al momento del reparto de las candidaturas estatales.

El verdadero reto y prueba de fuego del frente PAN-PRD –en caso de concretarse- estará en la distribución de las postulaciones políticas y a quiénes se otorgarán. Ya veremos.

Por lo pronto, el INE declaró formalmente -el pasado 8 de septiembre- iniciado el proceso electoral federal 2017-2018, con el que se arrancan oficialmente con las actividades referentes a la preparación, desarrollo y validación de las elecciones presidenciales del siguiente año.

La efervescencia electoral se incrementa, principalmente de los actores políticos de distintos colores que buscarán -por cualquier medio- los reflectores para hacerse notar en el mapa político de Tlaxcala.

jammes_3000@hotmail.com
f/
t/ @